sábado, 16 de diciembre de 2017

Santa Adela, Adelaida o Alicia

Etimológicamente significa “de rango noble”. Viene de la lengua alemana. Todo el mundo la llamaba Adelaida o Alicia. Su vida cristiana no cambió un ápice a pesar de que fuera la mujer del emperador Otón el Grande. El dinero y la riqueza se le suben a la cabeza a los espíritus vacíos de contenido interno religioso. Su primer esposo fue Lotario y se quedó viuda a los 19 años. El usurpador del trono la encerró porque rehusó casarse con su hijo Berengario. Incluso en la cárcel se dedicaba a hacer el bien a los compañeros de prisión. Dios le daba fuerzas para superar todas las dificultades. Su director espiritual, capellán de la prisión, se las ingenió para sacarla fuera. Berengario se sintió humillado. Se enfrentó con el rey alemán Otón y perdió la batalla. En contrapartida el rey la pidió en matrimonio y ella aceptó. Con su marido fueron a Roma para que el Papa Juan IX los coronara emperadores. Ella, que llevaba muy hondo el sentimiento de su fe, se dedicaba a hacer obras de caridad a los habitantes pobres de su imperio.. Cuando murió Otón I, le sucedió Otón II. Casado con una princesa de Constantinopla, la nueva reina exigió a su marido que echase fuera del palacio a Adelaida. Ante las sugerencias que le hizo el abad de Cluny, Adelaida volvió al palacio. Pero al morie Otón II, la princesa mandó a freír espárragos para siempre a Adelaida. La princesa cayó enferma y murió. Fue Adelaida la regente hasta que llegó al trono Otón III. Ella, aparte de lo que hacía en lo político, se dedicaba a los pobres y a fundar monasterios. Odilón, abad de Cluny dijo de ella:"La vida de esta reina es una maravilla de gracia y de bondad". Murió el 16 de diciembre del año 999. ¡Felicidades a las Adelas, Adelaidas o Alicias!


lo próximo:
 
BUSCADOR
Desde:
Hasta

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad