viernes, 26 de mayo de 2017
Centro de Espiritualidad
Visitas 1
- Por: Juan Ayala
.
Valoración: 8/10
 

BASILICA DE MARIA AUXILIADORA
 
La Basílica de María Auxiliadora es para todos: Centro de espiritualidad, Escuela de formación cristiana, Lugar de culto ejemplar en vida litúrgica, y Casa de acción caritativa y social.
 
CENTRO DE ESPIRITUALIDAD.
La Basílica quiere ser para todos los fieles un espacio de encuentro con Dios, mediante la vida litúrgica, la participación en la Eucaristía, en el sacramento de la Reconciliación y en la oración. “En los santuarios se debe proporcionar a los fieles, de manera más abundante, los medios de salvación: predicando con diligencia la Palabra de Dios y fomentando, con esmero, la vida litúrgica, principalmente mediante la celebración de la Eucaristía y la Penitencia, y practicando también otras formas aprobadas de piedad popular” (CIC 1234,1).
Es también un foco de irradiación evangélica. Entendemos la evangelización en sentido amplio y total del concepto: llevar la Buena Nueva a todos los ambientes y con su influjo transformar, desde dentro, y renovar la misma humanidad” (EN 18)
Desarrollar una pastoral de evangelización, significa infundir en la Basílica un aliento misionero que no se limita solo a la acogida del Evangelio y a la celebración de la fe sino que se convierte en centro de irradiación de vida evangélica y de transformación de la sociedad en la que vivimos.
La Basílica es una casa abierta para la oración y el encuentro con Cristo. Procuramos hacer de la comunidad cristiana una comunidad orante.
Esta Basílica desarrolla la espiritualidad mediante: La escucha de la palabra de Dios; la celebración de la Eucaristía; la frecuencia del sacramento de la Penitencia; la devoción a María Auxiliadora; el sentido de Iglesia, y el compromiso apostólico.
 
CENTRO DE FORMACIÓN CRISTIANA.
Favorecemos cuanto ayuda a los fieles en el conocimiento, comprensión y profundización de la Palabra de Dios, tratando de aplicar la Palabra a la situación concreta y a las necesidades de los fieles. A esto ayuda mucho la homilía dominical, y diaria en Adviento y Cuaresma.
Desarrollamos los caminos de formación para cultivar la fe y la vida cristiana de los fieles, a través de la centralidad de la Palabra de Dios, la Liturgia de las horas, las celebraciones de la Palabra, y celebraciones comunitarias de la Reconciliación en Adviento y Cuaresma.
Además en al Basílica se organizan también charlas, conferencias, retiros, ejercicios espirituales, abiertos a todo tipo de personas. Se promueven también charlas cuaresmales abiertas a todos los miembros del pueblo de Dios.
También son fuente de formación los triduos a S. Juan Bosco, al Sagrado Corazón de Jesús; y, sobre todo, la Novena en honor de María Auxiliadora, celebrada con toda solemnidad.
No podemos olvidar las catequesis preparatorias para la Primera Eucaristía y la Confirmación, cuya celebración se realiza en el espléndido marco basilical.
Celebramos Laudes todos los sábados en la Basílica con la presencia de un grupo de fieles y la comunidad salesiana.
En la Basílica tienen lugar dos pregones, que anuncian las dos grandes fiestas del Señor: La Natividad y la Pascua de Resurrección.
 
 
LUGAR DE CULTO EJEMPLAR EN VIDA LITURGICA
Hacemos lo posible para que la Basílica sea modelo y ejemplo de vida litúrgica, asegurado por la comunidad de presbíteros asignados a la cura litúrgico-pastoral de la iglesia, la fiel observancia de las normas litúrgicas, y la participación activa del Pueblo de Dios.
Procuramos además que la Liturgia resulte un ejemplo por la calidad de las celebraciones de tal manera que los fieles queden edificados por la sencillez de las expresiones rituales y la manera de comunicare el mensaje de salvación.
El templo posee las dimensiones adecuadas, y el presbiterio tiene la suficiente amplitud para que las celebraciones resulten dignas y ejemplares. A ello ayudan también el altar, el ambón, la sede del celebrante, ubicados según las exigencias de la liturgia renovada por el Concilio Vaticano II.
En esta Basílica ofrecemos a los fieles tres misas los días feriales y seis los domingos y días festivos. En todas las misas los fieles participan cantando, haciendo las lecturas y la oración de los fieles. Se da a la celebración un carácter festivo, alegre, juvenil, y comunitario. No falta nunca la homilía bien preparada.
Para muchas personas la visita a la Basílica constituye una ocasión propicia para acercarse al sacramento de la Penitencia. La Basílica ofrece un número adecuado de confesores para atender a los fieles. En Adviento, Cuaresma y en la solemnidad de María Auxiliadora se ofrecen celebraciones comunitarias de este Sacramento.
La Basílica dispone de una capilla penitencial, dotada de dos confesionarios cómodos, amplios y adaptados al nuevo Ritual de la Penitencia.
Atención especial merece la celebración de los tiempos “litúrgicos fuertes”: Adviento, Cuaresma, Triduo Pascual, y Pascua de Resurrección. La Basílica resalta los valores propios de estos tiempos, que se celebran con gran solemnidad y fidelidad a las normas litúrgicas.
 
CASA DE ACCION CARITATIVA Y SOCIAL
La misión ejemplar de la Basílica de María Auxiliadora se extiende también al ejercicio de la caridad. Toda Basílica es por sí misma un hogar que irradia la luz y el calor de la caridad.
Entendemos por caridad el amor expresado en el nombre de Dios.
Esta caridad se manifiesta en acciones concretas: la acogida, la misericordia, la solidaridad, el compartir, la ayuda y el don.
Gracias a la generosidad de los devotos de la Virgen y al celo de los responsables del templo, esta Basílica ofrece en el campo de la caridad las siguientes acciones:
·        Participa plenamente en las colectas del DOMUMD.
·        Organiza la Campaña de Navidad a favor de las familias pobres del barrio y de otras familias pobres de la ciudad. Son familias que no manifiestan su indigencia pero que la Basílica socorre con gran generosidad.
·        Celebra el Día de la Iglesia Diocesana.
·        Anima la campaña contra el hambre en el mundo de Manos Unidas, que tiene una óptima acogida entre los fieles, que responden con gran generosidad.
·        El Viernes Santo, se realiza la colecta por los Santos Lugares en Tierra Santa.
·        El día del seminario se hace una colecta para ayudar a los seminaristas necesitados.
      TODAS ESTAS COLECTAS SE ENVIAN INTEGRAS A SU DESTINO.
·        Ayuda también a las misiones. Nuestro destino principal son las misiones salesianas. Allí se envían bastantes ayudas económicas a lo largo del año.
 
 
·        Atiende y socorre a transeúntes que llegan pidiendo ayuda. Junto a una ayuda económica, se les proporciona alimentos, ropa y alojamiento, cuando es posible.
·        Esta Basílica colabora con Caritas con donaciones frecuentes.
·        Además todas las Asociaciones, que giran en torno a la Basílica, tienen un fuerte compromiso en este campo de la caridad.
 
Muchas de nuestras ayudas se dirigen a socorrer a los pobres, enfermos e indigentes que atienden las Hermanas de la Cruz
 
En todo este movimiento caritativo y social está comprometido un grupo de laicos, volcado en trabajar por los necesitados.

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad