miércoles, 22 de noviembre de 2017
Servicios Pastorales
Visitas 1
- Por: Juan Ayala
La Basílica, fuente de crecimiento espiritual
Valoración: 11/15
 

La Basílica de María Auxiliadora quiere ser un ámbito propicio para que toda persona pueda encontrar en ella un espacio para:

 

  1. La escucha de la Palabra de Dios.  

Como los discípulos de Emaús, necesitamos re-encontrar el gozo y la esperanza en Jesús y su Palabra.

    

  1. La oración.

Sin la cual no es posible el crecimiento espiritual ni la adhesión a lo que Jesús nos enseñó.

 

     3.  La reconciliación.

Con Dios y con nuestros hermanos a través del Sacramento de la Confesión.

 

     4.  La Eucaristía.

La celebración de este Sacramento debe ser el momento culmen de cada uno. Con la Eucaristía nos unimos a Jesús, el que da sentido a nuestra vida.

 

5.       El encuentro con María.

Jesús en la cruz nos dio a María como Madre nuestra. Nos confiamos a Ella como nuestra guía y la tenemos como modelo y ayuda en nuestro caminar hacia Cristo y el Padre.

 

6.       Una fe y un compromiso renovados.

Todo este proceso debe llevarnos a una renovación de nuestra fe en Jesucristo, a un mayor compromiso de amor a Dios y al Prójimo, y a un continuo crecimiento espiritual.

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad