viernes, 26 de mayo de 2017
Historia de la Basílica
Visitas 1
- Por: Webmaster

Basílica, Santuario y Santas Justa y Rufina.

SANTUARIO-BASILICA DE MARIA AUXILIADORA.
 
            Tradicionalmente, se ha atribuido el posible origen del edificio a las cárceles donde sufrieron suplicio las primeras mártires sevillanas, las Santas Justa y Rufina (284-305 d. C.). Estos subterráneos son, aún hoy día, la zona más antigua de la iglesia, que hundió sus raíces en el inicio del cristianismo, en Sevilla.
            El templo actual está levantado sobre una iglesia primitiva a cuya erección y dotación contribuyó el rey S. Fernando. Dicha iglesia duró hasta el 1617, año en que, siendo superior el Mº Fr. Pedro de Ahumada, trinitario, natural de Córdoba, la mandó derribar. La nueva iglesia, que persiste hasta el día de hoy, fue inaugurada el 28 de abril del año 1627.El arquitecto fue Juan de Segarra.
            Después pasó por múltiples avatares: fue saqueada y casi destruida durante la invasión francesa de 1808; de nuevo templo trinitario hasta su exclaustración en 1835; más tarde se convirtió en cuartel de artillería; Seminario Menor en 1875, y, por último, primera Casa Salesiana de Sevilla en 1893.
            Hitos históricos más señalados.
  • Este templo fue declarado de interés histórico artístico el año 1976.
  • Santuario diocesano, denominación que le fue concedida por el Emmo. Sr. Cardenal, D. José María Bueno Monreal, Arzobispo de Sevilla, el 17 de julio de 1980, festividad litúrgica de las Santas Justa y Rufina. Título que sigue ostentando en la actualidad.
  • El 28 de febrero de 1993 – centenario de la llegada de los hijos de don Bosco a esta ciudad - se le concede a la Congregación Salesiana la Medalla de Plata de Andalucía.
  • Fecha muy digna de señalarse fue también la Dedicación del templo, que tuvo lugar el 18 de febrero del año 2006, por el Emmo. Sr. Cardenal, D. Carlos Amigo Vallejo, Arzobispo de Sevilla.
  • Y, finalmente, BASÍLICA MENOR DE MARIA AUXILIADORA, título y dignidad que le fue concedido por la Congregación del Culto Divino y de la Disciplina de los Sacramentos, el 29 de mayo del año 2008.
“... la Congregación del Culto Divino y de la Disciplina de los Sacramentos, en virtud de las facultades extraordinarias concedidas para ello por el Papa Benedicto XVI, concede con gran satisfacción, a la Iglesia-Santuario dedicada a Dios en honor de la Bienaventurada Virgen María Auxiliadora en esa ciudad de Sevilla, el título y dignidad de BASÍLICA MENOR con todos los derechos y concesiones litúrgicas, según las normas establecidas en el decreto “Del título de Basílica Menor”, publicado el día 9 del mes de noviembre del año 1989...”
La Basílica, la primera en España dedicada a María Auxiliadora, constituye, por tanto, el núcleo de un complejo educativo y pastoral que la convierten no solo en una de las iglesias con mayor raigambre histórica y artística de Sevilla, sino también en un lugar de culto ejemplar en vida litúrgica y religiosidad popular, en centro de formación cristiana y de apostolado laical, así como de acción caritativa y social para todos los fieles; y todo ello bajo el impulso y cuidado pastoral de la Comunidad salesiana y el Auxilio de María.
 
 
            Pero el tesoro más preciado que encierran estos muros basilicales es MARIA AUXILIADORA.
            El año 1893 llegan los salesianos a Sevilla de la mano del Emmo. Sr. Cardenal D. Benito Sanz y Forés. Y con ellos la devoción a María Auxiliadora. En mayo de 1895, a eso de la una de la tarde, llega a la Trinidad la artística y primorosa imagen de la Virgen de don Bosco, procedente de los talleres de Sarriá, y escoltada por “una animación insólita, una gritería bulliciosa”, como rezan las crónicas de la Casa. Es una verdadera joya de hermosura y de arte.. La talla, obra del escultor catalán Parellada, fue policromada por Casanovas.
            La bendición de la imagen tuvo lugar el 30 de mayo de 1895 por el Emmo. Cardenal D. Benito Sanz y Forés, “mientras la banda la saluda festiva con los alegres acordes de la marcha real”. Fue madrina de tan solemne bendición la Serenísima Señora doña Luisa María Fernanda, Infanta de España.
Hace su primera estación “procesional” por Sevilla el 2 de junio de 1895.
            La coronación pontificia se realizó el 13 de mayo de 1954 por el Emmo. Sr. Cardenal, D. Pedro Segura Sainz. La ceremonia tuvo lugar en el hermoso marco de la Plaza de Calvo Sotelo (Puerta de Jerez). A pesar de ser día laborable, una gran multitud – unas 40.000 personas- asistían, trémulas de emoción., al solemne acto. Actúa de Padrino el Ilustrísimo Cuerpo de Aduanas. Las crónicas de la Casa apostillan:”Se leyó el rescripto pontificio que autorizaba el acto. El Prelado bendijo las coronas, colocando la pequeña al Niño. Toda la plaza contiene el aliento. Toma la corona grande y la posa sobre las sienes de la imagen adorada. Un clamor inenarrable asciende en la aclamación “¡VIVA MARIA AUXILIADORA!” Se canta y se llora... El Cardenal, emocionado, susurró:” Aquí sobran los discursos... el mejor discurso lo estáis pronunciando los miles y miles de devotos que llenáis esta amplísima plaza... admiradores de la gran obra de don Bosco, que fue el propagador de la gloria de Nuestra Señora”.
La coronación de la Virgen de don Bosco reafirma el carácter popular y fervoroso del pueblo de Sevilla hacia María Auxiliadora. Esta fue la tercera imagen sevillana señalada con tal lauro, tras la Virgen de los Reyes –Patrona de la Archidiócesis- y la Virgen de la Antigua.
            El año 1996 el Exmo. Ayuntamiento de Sevilla concedió a la imagen de María Auxiliadora coronada la Medalla de la Ciudad. La imposición fue realizada por doña Soledad Becerril, Alcaldesa del Exmo. Ayuntamiento hispalense.
            La Virgen guió los pasos de don Bosco desde su tierna infancia hasta el momento de morir. El no se cansó de repetir: “Todo lo que se ha hecho, es obra suya” Y en su lecho de muerte:”Propagad la devoción a Jesús Sacramentado y a María Auxiliadora y veréis lo que son milagros”. Este deseo póstumo del Fundador se hace vivo, cada día, en todos los salesianos y en todos los miembros de la vasta Familia Salesiana.

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad