Cerrar Sesión 
Peregrinación a los lugares santos salesianos
06/09/2018 - 107 Visitas


Dentro de los numerosos actos organizados para celebrar el 125 aniversario de la presencia de los salesianos en la Stma. Trinidad, un nutrido grupo de miembros de la familia salesiana hemos peregrinado por los lugares donde nació, creció e inició Don Bosco su obra salesiana.


 

Con motivo del 125 aniversario de la presencia de los salesianos en la Stma. Trinidad, un nutrido grupo de miembros de la familia salesiana, hemos peregrinado a los lugares santos salesianos tras las huellas de Don Bosco. El viaje abarcó desde el 14 al 19 de agosto de 2018 y pasamos por ciudades tan emblemáticas como Turín, Colle Don Bosco, Milán, Chieri, Capriglio, Venecia y Padua.

El 14 de agosto, partimos en avión desde Sevilla a Milán y nos dirigimos en autobús a la ciudad de Turín, donde, al dia siguiente, conocimos dónde inició Don Bosco su obra salesiana: Valdocco. Allí visitamos la Basílica de Mª Auxiliadora, la casa Pinardi, la Iglesia de San Francisco de Sales, y la casa donde vivió, trabajó y murió Don Bosco. También pasaeamos por la parte vieja de Turín: Rondó, Consolata, Via Garibaldi, San Francisco de Asís, Piazza Castello, Duomo, Porta Palazzo,...

La jornada del 16 de agosto la centramos en los primeros años de la vida de Don Bosco, casita de campo, museo campesino; y en la labor misionera de los salesianos por todo el mundo. Tuvimos la fortuna de celebrar una eucaristía especial, el cumpleaños de Don Bosco, con nuestro rector mayor D. Ángel Fernandez Artime en la gran iglesia de Colle Don Bosco. Por la tarde visitamos Chieri, ciudad donde comenzó Don Bosco sus andanzas en solitario, primeros trabajos y estudios. Cerramos el intenso día de emociones en el pueblecito de Capriglio, donde recordamos especialmente a Mamá Margarita.

El 17 de agosto nos acercamos a la importante ciudad de Milán, donde recorrimos su centro histórico y comercial.

Al día siguiente, sábado 18, amanecimos, como quien no quiere la cosa, en Marghera (Venecia) y, ya que estábamos, tomamos el tren y rumbo a Venecia. Todos nos encontramos en la famosa plaza de San Marcos.

El último día de peregrinación, domingo 18, asistimos a misa en la basílica de San Antonio de Padua y rumbo al aeropuerto para volver a casa.

La impresión de todos los peregrinos ha sido fantástica, una experiencia muy enriquecedora e inolvidable. Volvemos impregnados de espíritu salesiano y con la responsabilidad de hacer un buen uso del mismo.

Por supuesto, esta peregrinación por el norte de Italia, siguiendo los pasos de Don Bosco, no hubiera sido posible sin la labor de D. Francisco y D. Pedro.

 Si quieres ver un amplio reportaje fotográfico clica aquí FOTOS.

 

Adjuntos

Dosatic S.L. © 2018
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad